Saltar al contenido
Flor de Lis

Plantas Trepadoras Y Enredaderas

plantas trepadoras con flor

Seguramente hemos visto mas de una vez en un jardín botánico como algunos muros son decorados con distintos tipos de plantas de guía o plantas apoyantes. Además de ser plantas capaces de crecer en zonas verticales como un muro, algunas especies poseen flores y hojas apreciadas en la jardinería ornamental, por lo que son perfectas para cualquier tipo de jardín vertical.

Si te fascinan como a nosotros las plantas trepadoras y enredaderas, a continuación podrás conocer las mejores especies y todas sus características.

Tipos de plantas trepadoras y enredaderas

¿Qué es una planta enredadera?

Las plantas guiadoras o enredaderas son plantas que se apoyan sobre distintas superficies verticales para crecer en busca de los rayos del sol ya que son su principal recurso. Este tipo de plantas suele encaramarse por cualquier superficie rocosa o incluso árbol en busca de energía solar, principalmente en zonas calurosas con abundante vegetación. Aunque no son plantas parasitarias, su sistema de competencia con otras plantas en busca del sol hace que se las clasifique del tipo “parasitas mecánica”.

Dentro de este grupo de plantas se puede catalogar a las plantas enredaderas en las siguientes categorías:

  • Semitrepadoras: Las plantas semitrepadoras son aquellas enredaderas o trepadoras que en la fase inicial de su vidas se yerguen por si solas hasta cierto tamaño, normalmente hasta los 15- 20 cm. Una vez alcanzan dicho tamaño necesitan encaramarse hacia algún tipo de base para seguir creciendo en busca del sol. Suelen ser plantas con un tallo mas robusto como el de un arbusto.
  • Epifitas: Son principalmente las plantas trepadoras que desde su nacimiento deben apoyarse sobre un elemento o base para ir creciendo de forma vertical en busca del sol. Las epifitas son las plantas trepadoras que mas crecen incluso sobre otras plantas como arboles realizando la parasitación mecánica. Las epifitas tienen un tallo o base mucho mas carnoso y fino que las semitrepadoras, por lo que no pueden desarrollarse sin una base.

Características de las plantas trepadoras

  • Poseen un tallo muy fino.
  • Pueden llegar a medir mas de 20 metros de altura.
  • Tienen órganos especiales para trepar y fijarse a la pared.
  • Pueden ser perennes, anuales, herbáceas o leñosas.
  • Son de clima cálido.
  • No soportan bien el frio.

Cuidados de las enredaderas

Los diferentes tipos de enredaderas o plantas trepadoras necesitan un suelo rico en minerales y filtrante para evitar el exceso de agua. Además el suelo debe poder retener cierta cantidad de humedad que favorezca el crecimiento de la planta y que este nunca se seque. Debemos abonar el suelo con fertilizante especial de enredaderas ya que contendrá la composición química necesaria para el crecimiento de la planta.

Por otra parte, debemos regar las plantas trepadoras una vez por semana en épocas cálidas, dejando entre 10 y 15 días de espacio en invierno. Es esencial que ubiquemos inicialmente a nuestra planta en una zona donde de bastante el sol ya que necesitan mucha luz y si esta les falta harán que crezcan el la dirección incorrecta. Esto es especialmente importante ya que tenemos que evitar que crezca sobre otras plantas como el césped, arbustos o arboles de nuestro jardín.

¿Qué diferencias hay entre una planta trepadora y una enredadera?

Aunque las enredaderas pueden ser también plantas trepadoras, se diferencian por el tipo de tallo y el tamaño que pueden alcanzar. Aunque las plantas trepadoras o semitrepadoras como el rosal tienen un tallo algo robusto que les permite crecer inicialmente sin ningún soporte, no consiguen desarrollarse a la misma velocidad que las enredaderas como la hiedra.

Por otra parte, las enredaderas necesitan desde que nacen un soporte o base para crecer debido de la falta de un tallo mas duro, aunque pueden crecer mas del doble que las plantas trepadoras en busca de la preciada luz solar.

Como decorar con plantas trepadoras

Las enredaderas y plantas trepadoras deben usarse exclusivamente en zonas exteriores debido a sus características y necesidades. Esto es debido principalmente a su necesidad de sol y crecimiento desmesurado, por lo que están indicadas para tapar muros y diferentes estructuras hechas por ejemplo en madera para un jardín.

Además de que tienen un crecimiento algo desmesurado si no se controlan, también necesitan unos mínimos cuidados para que la planta crezca bien y tampoco se adhiera a zonas donde no queramos. Esto hace de las plantas trepadoras y enredaderas unas plantas aptas para amantes de la jardinería y no tanto para simples aficionados, por lo que recomendamos conocer bien el tipo de planta que deseamos utilizar para ornamentar un jardín o estructura.