Saltar al contenido
Flor de Lis

Crasas y Suculentas

crasas variedades

Las plantas suculentas o crasas son en la actualidad un tipo de plantas ampliamente demandadas en sectores como la jardinería ornamental y la industria cosmética debido a sus características únicas. Este tipo de plantas provienen de diferentes especies y familias que únicamente comparten características similares como la adaptación a climas secos entre otros.

Además de ser plantas muy fáciles de cuidar y que se adaptan a cualquier circunstancia, te mostraremos a continuación todo lo que necesitas saber de las plantas suculentas para que den a tu casa un toque exótico que podrás disfrutar sin esfuerzo.

Tipos de plantas suculentas

¿Qué es una planta suculenta?

Las plantas suculentas se diferencian del resto de plantas debido a que tienen un órgano especial que les permite guardar agua en mayor proporción que otras plantas que no lo tienen. Este tipo de plantas a desarrollado este órgano especial debido a las características del clima del que proceden, siendo normalmente muy caluroso y con épocas de sequia frecuentes.

Gracias a la adaptación de las distintas especies de suculentas existentes, se ha podido ver como se han desarrollado en climas adversos donde otras plantas no pueden vivir y apenas existen herbívoros, por lo cual se pueden desarrollar sin problemas. Algunas de estas plantas han desarrollado distintas funcionalidades incluso para capturar el agua del roció matutino gracias a pequeñas hojas o pelillos que los absorben.

Características de las plantas suculentas

  • Poseen un órgano para guardar agua.
  • Tienen hojas puntiagudas o con espinas.
  • Proceden de climas secos.
  • Necesitan pocos cuidados.
  • No suelen tener flores.
  • Algunas tienen frutos carnosos.

Cuidados de las plantas suculentas

Las crasas son plantas realmente fáciles de cuidar hasta el punto que en ocasiones no nos acordamos en donde están. Su aspecto, escasos cuidados y facilidad de adaptación son los principales atractivos de estas plantas exóticas. Aun así, las plantas suculentas requieren de ciertos cuidados para que crezcan con todo su esplendor. Los principales cuidados de las crasas son los siguientes:

  • Mucha luz: Cualquier especie de suculenta necesita grandes dosis de sol ya que es debido a su adaptación a climas secos. si tenemos la planta en interiores, lo mejor es que este cerca de una ventana, en una terraza o balcón.
  • Poca agua y humedad: al contrario que la luz, las crasas necesitan poca agua y humedad, por lo que será suficiente regarlas un poco cada 20 días aproximadamente en épocas templadas. En verano podemos regarlas cada 10 o 15 días.
  • Suelo drenante: Un buen suelo drenante mezclado con arena le dará a nuestra planta suculenta el suelo que necesita para evitar el exceso de humedad y agua mientras retiene los nutrientes que necesita. El suelo también debe ser pobre en nutrientes.
  • Sustrato especial: El sustrato para crasas es especial y muy barato. Este tipo de sustratos puede usarse cada cierto tiempo ya que las plantas como los cactus necesitan muy poca cantidad de estos sustratos para vivir.

Decoración con plantas suculentas

Las crasas son plantas realmente decorativas debido a sus características únicas como pueden ser la forma puntiaguda de sus hojas, espinas y escasas flores. Gracias a que en ciertos casos no suelen tener un gran tamaño, podemos usar estas plantas para decorar incluso diferentes estancias de nuestra casa, aunque son plantas principalmente de exterior por su necesidad de luz solar.

Si quieres decorar con las plantas suculentas, te dejamos algunas alternativas según donde desees ubicarlas.

Decorar en exteriores

Si quieres ubicar algunas plantas suculentas en un pequeño jardín o huerto exterior, quedaran perfectamente en sitios soleados con suelo rocoso y arenoso donde otras plantas no podrían vivir. Algunas plantas que crecerán perfectamente en estas zonas y darán un exquisito toque ornamental y decorativo serán sin duda el nopal y el aloe vera.

También son perfectas para vivir junto a ciertos arboles frutales que crecen y viven en climas similares con una cantidad de agua baja que suelen ubicarse en ciertas zonas de España como son los olivos o algarrobos.

Decorar en interiores

Aunque las crasas son plantas de exterior, es verdad que su aspecto favorece enormemente su uso en interiores. Pequeños cactus como el peyote entre otros pueden ubicarse fácilmente en cualquier mesa o rincón de la casa. Esto junto a una decoración mínimamente cuidada y con base de un fondo blanco, harán que las plantas suculentas favorezcan cualquier habitación de tu casa como si fuera el de una portada de revista.