Saltar al contenido
Flor de Lis

La Hiedra

Hiedra

La hiedra o yedra, es una planta trepadora del género Hedera y pertenece al grupo familiar de las araliáceas. Es nativa de Europa, aunque también se consiguen especies en Asia y el norte de África. Son muy utilizadas en decoraciones ornamentales para interiores y exteriores. Es un tipo de enredadera muy usada para la decoración de portales y fachadas.

Características morfológicas de la hiedra

La hiedra cuenta con diversas características que la hacen una planta diferente:

  • Son plantas perennes, leñosas y trepadoras.
  • Tienen dos tipos de tricomas: Simpls, que se encuentran en las raíces adventicias y pluricelulares y estrellados, que se ubican en las ramas, yemas, hojas, flores y frutos.
  • Sus raíces son aéreas y se desarrollan en los nudos de los tallos jóvenes.
  • Los tallos pueden ser trepadores y rastreros.
  • Tienen dos tipos de ramas: Ramas jóvenes o estériles que son flexibles y tienen pequeñas raíces aéreas para su sujeción. Y ramas adultas o fértiles, que son más robustas y no tienen raíces aéreas.
  • Hojas: En el caso de las ramas estériles las hojas son lobuladas, cordiformes, palmeadas, con nerviación muy ramificada y separadas por entrenudos largos.
  • Con las ramas fértiles, las hojas son enteras, lanceoladas u ovaladas. La nerviación es pinnada y separada por entrenudos cortos.
  • Presentan un largo peciolo, de color verde a rojo intenso. El color de las hojas es variable, regularmente son d color verde o variegadas.
  • Flores: Las flores de la hiedra son hermafroditas, de color amarillo verdoso. La floración ocurre a finales de verano, pero cuando se ubican en interiores nunca florecen.
  • Frutos: Sus frutos son bayas, generalmente de color negro. Aunque en algunas especies puede variar de color (amarillo o rojo). Estas bayas contienen semillas con sustancias tóxicas.

Tipos de hiedra

Existen diferentes tipos de hiedra para uso ornamental de interior y exterior que pueden quedar bien en la mayoría de hogares.

Hedera helix

Esta especie puede crecer rápidamente hasta los 30 m de altura. Existen una gran variedad de ellas, según su tamaño, forma y color de las hojas. Suele encontrarse en los bosques peninsulares y son muy resistentes a temperaturas bajas y en verano hay que regarlas con frecuencia. Tiene dos variedades para interior que son muy utilizadas: la Chicago y la Pittsburg.

Hedera canariensis

 

También se le conoce con el nombre de hiedra canaria o matizada. Originaria de África y de las Islas Canarias, no tolera las bajas temperaturas ni la exposición directa al sol. El color de sus hojas cambia según la estación, totalmente verde en verano y en invierno sus hojas son de color verde parduzco, con alguna que otra hoja blanca en invierno. La variedad más conocida es la Gloria de Marengo, que tiene hojas variegadas.

Hedera hibernica

Es una especie de hiedra originaria de las costas atlánticas europeas, principalmente del suroeste. Al igual que la hiedra helix, crece con mucha rapidez por las paredes y se la considera una especie invasora.

Cuidados de la hiedra

Algunos cuidados básicos para el mantenimiento de la hiedra son:

  • Luz: No pueden estar en espacios oscuros porque sus hojas perderían el color, aunque no necesitan mucha luz. Lo importante es que tengan bastante humedad.
  • Humedad: Necesitan un nivel medio de humedad, siendo importante sobretodo para el abono.
  • Abono: Debe ser rico en nitrógeno si queremos un optimo desarrollo de la planta.
  • Suelo: Poroso y mezclaro con turva. Es importante que permita el filtrado del exceso de agua, la absorción de humedad y nutrientes.
  • Poda: La poda es importante para conseguir que la hiedra tenga una forma bonita y variada. Con la poda se puede obtener una planta más densa y compacta. Debe realizarse una o dos veces al año recortando las puntas. La mejor época para hacerlo es el verano. Este proceso mantendrá los tallos más fuertes.
  • Trasplante: Es recomendable dos o tres veces al año en primavera durante el crecimiento. Segun especie crece mas rapido.
  • Duración: La hiedra tiene una vida muy larga. Cuando se desarrollan demasiado grandes se pueden trasladar al exterior.

Es muy utilizada para hacer el “topiary”, que es una técnica que permite hacer esculturas mediante la poda, ayudados por las estructuras vegetales o metálicas que se sujetan al sustrato.

Precauciones y toxicidad de la hiedra

Es importante tener en cuenta que la baya de la hiedra es tóxica para el ser humano. Sí la consumes puedes tener síntomas de vómitos, diarrea y otros problemas intestinales.

En dosis altas, puede provocar un paro cardíaco. Para algunos animales como los perros y las vacas también es peligrosa.