Saltar al contenido
Flor de Lis

El Peyote

hikuri

El Lophophora williamsii (nombre científico) es conocido como el peyote o hikuri. Es originario del sur de los Estados Unidos y los desiertos del norte de México, siendo una planta que no solo se ha puesto en debate acerca de los beneficios medicinales que ofrece, sino que hasta ciertos puntos también ha llegado a ser satanizada por algunos colectivos religiosos ya que fue usada en diferentes ritos por parte de los indígenas americanos.

Centrándonos en el uso ornamental, el peyote suele usarse como planta para exteriores por sus pocos cuidados y resistencia, siendo uno de los cactus mas usados en los hogares el norte de América, aunque es posible ponerlo en algunos lugares de interior soleados de la casa.

Características del Peyote

Muchas personas se sienten atraídas por la forma del peyote que recuerda con su forma redondeada y deprimida en el centro del apéndice a una corona. Puede alcanzar aproximadamente unos 12 centímetros de diámetro y presenta coloraciones que van desde el gris azulado hasta el verde oscuro. Aunque el peyote se catalogue como un cactus, no posee espinas.

Otras de las características del peyote son las vellosidades o areolas de color blanco por las cuales se asemeja a las plumas de algodón y también se puede apreciar el desarrollo de una flor blanca o rosada que crece justo en el centro desde marzo a mayo. Posee también una raíz en forma cónica, la cual se debe hundir muy profundamente en la tierra donde se ha plantado, a pocos centímetros fuera de la tierra se puede asomar el cacto. El peyote es un tipo de cactus que puede vivir mucho tiempo, siendo necesario que pasen casi 10 años para conseguir su total desarrollo o madurez.

Cuidados del Peyote

Existen plantas verdaderamente difíciles de mantener, pero esta no es la ocasión. De hecho, los cuidados del peyote pueden llegar a considerarse básicos si así se quiere pensar. Las cosas que deberás tener en cuenta en su cuidado son:

  • La ubicación: Lo mejor es que esta planta siempre esté expuesta al sol, y qué mejor lugar entonces para colocarlo que en el exterior. En los casos contrarios el cuerpo del peyote comenzará a debilitarse. 
  • Tierra: Si la tendrás directo a tu jardín debes saber que el tipo de suelo indicado para este son los arenosos que tienen buen drenaje, de no cumplir con estas condiciones lo mejor será que cabes un agujero de aproximadamente 40cm x 40cm y cubras sus extremos con malla de sombreo.
  • Riego: Normalmente la frecuencia de riego del peyote tiende a ser baja y en invierno esta desciende más hasta convertirse en casi nula. Es un cactus, por lo que tienes que tener presente que se sabe defender muy bien de los tiempos de sequía y el agua en exceso termina solo por perjudicarlo.

Un dato importante dentro del cuidado del peyote es que bajo ningún escenario se debe mojar al cactus, debes únicamente regar la tierra en la que este se ha plantado. Esto con la finalidad de que los molestos hongos y las quemaduras no lo lleguen a afectar.

Otros usos del peyote

Es una planta usada con distintos fines incluso de antes de la llegada de los colonos españoles, siendo estos de casi 6000 años de datación. Los indígenas americanos las usaban ya de por si y conocían muy bien sus virtudes y de las que se aprovechaban en sus ceremonias o rituales. A continuación te detallamos los diferentes usos que posee a parte del ornamental:

  • Uso terapéutico: El peyote posee componentes como la mescalina, tiramina y la anhalamina, las cuales tienen propiedades psicotropicas que se usan en ciertas terapias asociadas al sistema nervioso y psicológico.
  • Uso recreativo: Las sustancias alucinógenas del peyote están asociadas y catalogadas como drogas en los países de Norte América. Esto significa que cada uno de estos países (Mexico, Canada y Estados Unidos) posee leyes que restringe o controla el uso y suministro de dicha planta y sus sustancias. De todos modos, los efectos alucinógenos o psicodelicos del peyote siguen siendo usados por las distintas culturas o indígenas que ancestralmente ya consumían.

Plagas y enfermedades del peyote

Por experiencia se puede afirmar que el peyote no es una planta débil, de hecho, se piensa que es de los cactus con mayor resistencia a las enfermedades y a las plagas. Lo único que sí deberás tener siempre en cuenta es que no puede protegerse pos sí mismo de los caracoles y las babosas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar