Saltar al contenido
Flor de Lis

El anthurium

anturio caracteristicas

El Anthurium, también conocido como anturio, es un género de plantas que tiene como origen las áreas tropicales de América, desde Panamá hasta Perú, y es una de las plantas de interior más utilizadas para decoración.

En este artículo te hablaremos sobre el porqué de la fama del Anthurium, sus características, sus principales especies, el cuidado que necesitan y las enfermedades a las que se enfrentan.

Descripción del Anthurium y sus características

Como lo mencionábamos anteriormente, la planta Anthurium (nombre científico) es una de las plantas que se suele utilizar mucho en ornamentación interna. Los anthurium son pertenecientes a la clase de las Liliopsidas, pertenecientes de la familia Araceae y del orden de los Alismatales.

Son plantas caducas, perennes, con un tallo leñosos y que en exteriores pueden incluso ser trepadoras y poseen una hojas muy llamativas, las cuales son ovaladas en punta por lo general. La espata (el anturio no tiene flor) es muy curiosa, pudiendo poseer diferentes colores como el rojo, purpura, verde claro o incluso amarillo y negro. Según la especie y si esta en interior o exterior, llegaran a medir diferentes alturas.

Principales tipos de especies del Anthurium

El genero de los anthurium cuenta con diversas especies, entre las cuales existen especies idóneas para cuidarlas en interiores, por lo que merece la pena conocer las mas importantes.

Anthurium Scherzerianum

El Anthurium Scherzerianum es un tipo de anturio prefiere estar situada en sitios luminosos, pero sin entrar en contacto directo con el sol. Sus “flores” varían de rosa a rojo, de amarillo a naranja y también las encontramos en blanco. A primera vista puede que no impresione, pero en grupo forman un buen paisaje.

Anthurium crystallinum.

El Anthurium crystallinum cuenta con hojas grandes, verdes y aterciopeladas. Sus espatas también son verdes y ajustadas.

Anthurium andreanum.

Posiblemente la especie más famosa junto al Scherzerianum en lo que respecta a decoración interna. El Anthurium andreanum, comúnmente conocido como Anturio Rojo, cuenta con unas hermosas hojas rojas y unas “flores” que llama la atención a más de uno.

Hey, ¿por qué lo de “flores”? Pues el anturio no cuenta con flores como tal, sino que es algo a lo que llamaremos espatas y es lo más curioso de esta planta, porque podemos encontrarlas de distintos colores: rojo, anaranjado, verde manzana, amarillo, púrpura, blanco, negro y rosa intenso

Cuidado y cultivo del Anthurium

Mucha belleza tiene un factor de riesgo o problemas y los Anthurium no son la excepción, pues tienen cierta complejidad a la hora de cultivarlas. Primero, ten presente que el factor más importante a la hora de cultivar una planta anturio es la humedad. Recuerda que vienen de lugares tropicales y por ello necesitan ambientes húmedos.

La tierra deberá estar húmeda y rica en sustrato en casi todo momento, pero sin llegar al extremo de que se formen charcos. Además, se recomienda encarecidamente pulverizar constantemente la planta con agua clara y apenas calcarea.

¿Dónde situarlas? Pues ni muy dentro ni muy fuera de casa, son plantas hermosas y merecen un buen lugar para ser expuestas. Como lo mencionamos anteriormente, la ubicación de la planta ha de ser un lugar que tenga iluminación sin que se queme con el sol. Por ejemplo: ventanas, escaleras, entradas, etc.

La plantación es a final de invierno, después de la floración.

Enfermedades y plagas que puede sufrir el Anthurium

Odiamos tener que llegar a este apartado, pero es un temor que debemos afrontar tarde o temprano: enfermedades y plagas.

Deberás prestar mucha atención a los siguientes casos a la hora de cultivarlas:

  • Hojas amarillas. Un excesivo o escaso riego junto a intempestivas corrientes de aire son las culpables, deberás tomar tus precauciones.
  • Araña roja. Pequeñas culpables que también amarillean las hojas poco a poco hasta hacerlas caer.
  • Pulgones. Aparecen en hojas nuevas y deforman las hojas con la melaza que excretan estos bichos.
  • Cochinillas algodonosas. Misma modalidad que los pulgones, decoloran y deforman las hojas, muchas veces dejándolas amarillas por su melaza.